jueves, 30 de junio de 2016

NO HAY JARDINES EN CIUDAD JUÁREZ



NO HAY JARDINES EN CIUDAD JUÁREZ


No hay jardines en Ciudad Juárez.

No hay rosas.

No hay primaveras desperezándose

en los párpados del verde.

Hay  úlceras que flotan

y un acre olor a mujer rota

irritando

la mansa costumbre del crepúsculo.



En Ciudad Juárez la ausencia se escribe con sangre

y la sangre

danza en las caderas de los pájaros.

Se repite en sus cuerpos diminutos

como un himno de plumas

(y los pájaros son muchachas de cabellos oscuros

extraviadas

en laberintos de polvo).



No hay jardines en Ciudad Juárez.

No hay rosas.

No hay abejas repasando con soltura

el delicado salmo del polen.

Hay plagas que levitan

y preguntas.

¿Por qué?

¿Por qué?



¿Hasta cuándo?



Los feminicidios en Ciudad Juárez y las muertas de Juárez son dos expresiones que hacen referencia a la suma de feminicidios y asesinatos de mujeres que se vienen cometiendo en Ciudad Juárez, estado de Chihuahua, México, al menos desde enero de 1993. El número estimado de mujeres asesinadas hasta el año 2012 asciende a más de 700. Por lo general las víctimas son mujeres jóvenes y adolescentes de entre 15 y 25 años de edad, de escasos recursos, que han debido abandonar sus estudios secundarios para comenzar a trabajar. Antes de ser asesinadas, suelen ser violadas y torturadas.
Tanto la policía como los funcionarios del gobierno mexicano han sido acusados de responder con indiferencia a los feminicidios, así como de exhibir altos grados de tolerancia ante los crímenes, investigar los casos de modo inadecuado y negligente, y  no realizar campañas de prevención  ni proteger a las mujeres de la violencia.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario