sábado, 21 de enero de 2017

VOS, NOSOTROS



VOS, NOSOTROS

Vos nos querés callados,
amordazados con nuestras banderas de hambre,
amordazados con nuestras banderas de bronca.
Callados mientras los otros se van tragando el anzuelo:
somos malos, somos negros,
somos una mancha de vino barato
en el celeste paisaje de enero
(cuidado, pescaditos, cuidado,
no sea que algún día
reviente la pecera a pura lágrima,
se ahogue el Cristo rubio
que empapela conciencias
y un morochito feo se siente en sus veredas
a vender chucherías
con su olor a pesebre).

Vos no querés  vencidos,
sin pan, sin poesía,
sin sangre emparentada:
ningún golpe de harina
celebrando el estómago,
ningún endecasílabo nacido de una piedra,
de una flor sin camisa,
de un suspiro de pólvora,
de un crujido  de huesos chocando contra el frío.

Vos, siempre lobo.
Nosotros, ovejas terminales nunca.



El lunes 16 de enero, los trabajadores de la gráfica Artes Gráficas Rioplatense del Grupo Clarín, la imprenta más grande del país, ubicada en el barrio de Pompeya, se disponían a entrar a trabajar y se encontraron con un cartel de la empresa donde se anunciaba  la decisión de cerrar la planta y dejar a 380 familias desamparadas, aduciendo una crisis que no es tal (allí se imprimen "Revista Viva", "Rumbos", "Genios", "Jardín", "Cablevisión", guías telefónicas, libros escolares, folletería, etc). Se trata de una maniobra que busca quebrar la organización de la planta para imponer un ajuste que, apoyada por la política oficial, ya ha avanzado en otros sectores del gremio. 
Los trabajadores de AGR-CLARÍN se encuentran en este momento en la planta de Pompeya desarrollado un paro por tiempo indeterminado en defensa de sus puestos y condiciones de trabajo. Tanto ellos como sus familias han sido reprimidos por Policía Federal y Gendarmería.




No hay comentarios:

Publicar un comentario