lunes, 26 de octubre de 2015

AYLAN - AYLAN


AYLAN



Hay un niño muerto en la playa,

un caracolito oscuro

boca abajo en la espuma.

Mil vueltas de yodo y de pena,

mil vueltas de pulmones rotos

en su caparazón hecho de miedo.

Lo recojo con el mismo celo

con el que toqué por primera vez

al hijo recién parido.



Cuando lo acerco a mi oído

no espero escuchar el rugido del mar.

Espero escucharnos a todos

llorando.




AYLAN


Il y a un enfant mort sur la plage

Un  tout petit escargot foncé

Etendu sur le vendre dans l’écume.

Un millier de  va et vient de iode et de peine

Un millier de va et vient de poumons fêlés

Dans sa coquille apeurée.

Je la ramasse avec le même soin

Que quand j’ai touché pour la première fois

A l’enfant à peine accouché.



Quand je l’approche à mon oreille

Je ne veux pas entendre le rugissement de la mer

Je voudrais nous entendre tous

Pleurer.




Traducción: Lydia Martínez

Fotografías: Graffiti en Sorocaba, Sao Paulo, Brasil, Nelson Almeida


2 comentarios:

  1. Algunos seguimos llorando. Gracias Raquel por ese poema!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa la traducción que hizo Lydia! Y el graffiti en Brasil, me encantó. Un beso grande, hermosa!

      Eliminar