miércoles, 19 de agosto de 2015

TERRONES AMARGOS


TERRONES AMARGOS


Debajo de la palma de mi mano

la intemperie aúlla

su itinerario de  fresas ácidas.

Un eclipse de pupilas,

una luna que se rompe en la garganta,

el pelo sucio de muerte.

El frío que viene.

El frío.



Él hace un pozo  cerca del macizo de calas

(van a dolerle todos los huesos esta noche

y los huesos serán su excusa para desvelarse

por el animal muerto).

Yo deshago terrones amargos

y lloro sin levantar la voz.



Sangra de corazón el jardín,

cada vez más triste.





 Arte: "Galgo", Iván Correa


2 comentarios:

  1. nuestros animales de compañía... ríen o lloran, juegan para divertir cuando más lo necesitamos.

    ResponderEliminar