domingo, 2 de mayo de 2010

NO BUSQUE EN MIS GARRAS... (JESÚS DE LA VEGA)



    
No busque en mis garras 

  un imaginario aullido 

 un revolcón siniestro 

 un morder por gusto 

 un desnudo abrazo 



 Porque 

 donde acaba su rojo empieza mi disgusto 

 donde empieza su caperuza, termina su Alicia

  donde quiebran sus muslos 

 sus labios gritan: ¡besa! 



Mi pastel mordido por su boca,  

la hace grande porque siempre fue gigante 

 como su hambre, su corazón y su escritura. 



El bosque de su niña es mi espesura,  

mi fiereza, un borde afilado de locura,  

la muerte, un fin que me alimenta, 

 el fundir de su sexo, regalo a mis papilas,  

permitiendo relamer su versos  

para beber de sus senos inmaduros,  

y así llegando usted hacerme vero

 al hundir suave su cesta en mi ternura.




JESÚS DE LA VEGA


2 comentarios:

  1. Mi Señora,
    ¡Que bien duele, ser cicatriz en su rosa!

    Mi texto, era merecido halago a la poeta Raquel, como inspiración constante, y fue comentario versado a su poema: "Caperucita Roja, con lobo y sin abuela" y todo eso, allá por el 29 de Octubre del 2009.

    Terminaba mis versos diciendo;
    Suyo y emboscado quedo, Z+-----
    Besos

    ResponderEliminar