lunes, 25 de abril de 2016

ECOTONO


ECOTONO



I


Hago un largo destino:

dialogar el silencio,

monologar el silencio.

Repetir el fuego

de mis visiones iniciales.




II


En mi casa

los muertos y los vivos somos márgenes

de la idéntica herida:

no nos tocamos

pero latimos juntos.

Nos miramos.

Nos predecimos.

Intentamos lugares.




III


A veces me sacudo

el miedo luminoso

que me priva de abrazar

a los seres que fueron en mí.

Entonces,

la herida se cierra y yo repito

mi acto de inocencia:

aprender a dormirme cada noche.




IV


En mi casa

los muertos y los vivos

pedimos desnudez a gritos.

Y esperamos nacer.

Por eso compramos

comida y flores

y tendemos las camas

con sábanas limpias.




V


Hablo como una mujer,

lloro como una mujer,

pero soy el límite.




Arte: "Rafu-sen", June Leeloo


No hay comentarios:

Publicar un comentario