viernes, 21 de noviembre de 2014

NATALIA II



NATALIA II


“Y añoré
mi pelo suelto, mis zapatos bajos,
mi abrigo deportivo,
mi tez morena, solamente el agua.”
María Elvira Lacaci



Los viejos se mueren de viejos,

se mueren de solos,
se mueren de tener lejos el mar
y no palpar verano
en las arrugas de las voces que decrecen.
Vos no.
Vos no sabías
del olor amarillo de las cartas
rubricadas por las sombras
ni de los fantasmas recurrentes
que amplifican
las crudas llagas de junio.
Vos olías arena
gratinada  de sal  y soles ambiciosos,
inspirabas océano
y exhalabas gaviotas.
Vos tenías quince años.

Donde habitaba tu cuerpo promisorio,
tu matriz venidera,
tu ritmo de almanaques y de sangre
propiciándote nido
sólo queda
un plato de tristeza que se pudre.

Los viejos se mueren olvidando
por qué deseaban tanto no morirse.
Vos no.
Vos te moriste interrumpida.
Por eso no acabamos de enterrarte.

Nunca.

  
Natalia Melmann fue encontrada muerta el 8 de febrero de 2001 en un sector de difícil acceso del vivero municipal de Miramar, Buenos Aires, un predio de casi 600 hectáreas plagado de bosques de pinos, y en una zona que ya había sido rastrillada por la policía. Había desaparecido cuatro días antes, a la salida de una discoteca. La chica  se había negado a participar de una fiesta organizada para festejar el cumpleaños del comisario de Miramar y fue torturada, violada y asesinada por cuatro hombres: Gustavo "el Gallo" Fernández y los policías Oscar Echenique, Ricardo Suárez y Ricardo Anselmini. Natalia tenía 15 años. 



Del poemario "Interrumpidas", Publicaciones Entre Líneas (2014)

Gran Premio Primer Concurso Internacional de Poesía “La palabra de mi voz”, Publicaciones Entre Líneas, Miami, EEUU (2014) 


4 comentarios:

  1. querida Raquel , es un ramillete precioso y también doloroso el que has plasmado, cada verso se hace eco y sangra, en cada uno de los poemas dedicados a las víctimas de la violencia y la sinrazón

    Felicitaciones sinceras

    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Quería hacer algo por todas las mujeres, adolescentes y niñas víctimas de la violencia... y como lo único que sé hacer es escribir... Es un homenaje, un recordatorio, un llamado de atención y una exigencia. Un beso grande y gracias.

    ResponderEliminar
  3. Raquel tenía tiempo sin leerte, pero tus poemas me siguen dejando sin aliento. Es una bella manera de rendir homenaje a esas mujeres que fueron asesinadas, de volver a saber de ellas. Con tus palabras no dolerá tanto. Te amo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Albany, ¿sabés lo que es tan terrible como estos asesinatos? La falta de empatía de gran parte de la sociedad a la que no le importa que una adolescente haya perdido la vida de forma brutal y echan dudas y sombras sobre la vida de la víctima. Eso me mata, me parte al medio. Me provoca mucho dolor. Era bella, Natalia. Quince años. Pobrecita.

      Eliminar