jueves, 24 de febrero de 2011

RÉQUIEM DE LA PIEDRA


RÉQUIEM DE LA PIEDRA


Morirán.

Las raíces minúsculas del liquen 

-silencioso asesino-

horadarán el pulso de la roca,

penetrarán en la sagrada entraña,

profanarán las pétreas voluntades.

El viento esparcirá

las ruinas del misterio;

habrá una lluvia mojando el vacío,

la grieta en el tapiz del tiempo,

la ausencia colosal de la cabeza.

Devastada,

la memoria triangular

rodará por el luto,

la boca reverente masticando la nada,

el silencio agazapado en los dientes.



Arte: "Moai", Robert Jiménez

Del poemario "Ojos que miran al cielo", Ediciones Amaru, 2007               

Poema publicado en el blog "Revista Papirolas"


No hay comentarios:

Publicar un comentario