miércoles, 13 de noviembre de 2013

AMARME ES DIFÍCIL



AMARME ES DIFÍCIL

“A veces, cuando lo pienso,
no se qué hacer con ella,
con este destino luminoso.”
Francisco “Paco” Urondo



Amarme es difícil.

Ni lo intentes.

No vas a poder

con tantas luciérnagas comiéndote la boca

y tanto horror

blanqueándote los huesos.

Yo soy la que siembra

arena en el desierto.

Voy a anudarte a mi sombra

y a cimentar tu sed

de animal herido,

voy a mojarte el alma

con una gota azul de mi veneno

y a ser puñal clavado en tu costado

cuando la noche ruede y Dios no exista.



Amarme es difícil.

Ni lo intentes.

Buscá, mejor, una muchacha alegre,

una simple mujer sin desconsuelos,

sin álgebras siniestros en la sangre

que te repita que la vida es bella

y no hay preguntas

corrompiendo el aire,

que la muerte es tan sólo una entelequia.

Una mujer que no florezca nunca

y nunca se marchite.



Amarme es difícil.

Ni lo intentes.

No vas a poder

con tanta infancia rota

y tanta adolescencia mutilada,

con los fantasmas que fuman

en silencio

sentados al borde de mi cama,

ni con las voces

que asesinan mi espejo.

Yo soy la que remata

con versos que apestan a sudario

la obra mezquina del destino.

No vas a poder con este cuerpo

que se tuerce

en la esquina intangible del milagro.



Buscá, mejor, una mujer

que no escriba poemas.


Arte: Dan May


   

6 comentarios:

  1. Mi Señora Raquel,

    Amar es lo único
    que puedo ofrecerle
    agarrado al vuelo
    de sus mariposas...

    Su boca es el cielo
    purgatorio, infierno
    prefiero el averno
    cuando vos el fuego.

    Si seca mi boca
    en su mar salado
    lameré el veneno
    que la vuelve loca
    en la grieta abierta
    que nunca ha cerrado.

    ¿Qué importa si puedo
    tenerla un segundo?
    o eterno leerla
    suplicando a Dioses
    blasfemando Ólympos
    es que ¿no comprende?
    - quien miró en su espejo
    nunca se conforme
    con persona simple
    si vio lo complejo-

    El amor es fiel
    a cada instrumento
    y busca el sonido
    entre sinfonía
    Raquel es violín
    donde mucho viento,
    su cuerda la vibra
    que todos querrían.

    Y entre los fantasmas
    humana que brilla
    que siembra semilla,
    pues sepulturera
    en el campo santo
    deja tras nosotros
    jardín de colores,
    ¡dichosa la muerte
    si nutre la tierra!
    feliz la memoria
    que todos recuerdan
    tejida en estrofas
    y en poetisa canto.

    En plaza redonda
    donde yo me encuentro
    presumo sincero
    como sé que tantos,
    que amarla es sencillo
    leyendo el poema
    que teje Raquel:
    mujer verdadera,
    de notas extremas
    amante vintage
    de tiempos soñados.

    Lo siento, no puedo
    jamás ya amaré
    hombre sin marcianos
    mujer sin poemas.


    Suyo, Z+-----

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amé el poema. Creo que "amante vintage de tiempos soñados" es lo más bello que me dijeron en mi vida. Me tomé la libertad de publicarlo en el blog. Gracias.

      Eliminar