lunes, 8 de noviembre de 2010

A LOS CUARENTA Y TANTOS


A LOS CUARENTA Y TANTOS

“En mi pecho se agita una muda tristeza
por aquellos muchachos que olvidé
y que ya no volverán a gemir por las noches.”
Edna St. Vincent Millay

 

Hay alas sofocadas en tus ojos.

¿Qué vas a hacer ahora 

con tus misterios muertos? 

¿Con el sol fragmentado en mil esquirlas 

negras como el espanto, 

con tu boca girando por el polvo 

que maquilla los huesos 

y una cruz umbría que sostiene 

el beso que se extingue? 

¿Qué vas a hacer ahora 

a los cuarenta y tantos y sin dioses 

que proliferen panes, 

sin misas de gallo, 

sin ficciones 

que embellezcan tus yerros? 



¿Cómo seguir cantando 

con la letra escarlata de la pena 

insultando tu carne 

y tantos muchachos olvidados 

-ningún amor fue eterno- 

y tantos gemidos que se apagan 

cuando la noche deprava la memoria?



Arte: Marta Orlowska


No hay comentarios:

Publicar un comentario