martes, 10 de febrero de 2015

WANDA


WANDA
“Ponle tus cabellos escarchados por el fuego
Abrázalo pequeña estatua de terror.”
Alejandra Pizarnik


Arde el poema,
arde
en la cornisa de unos labios resecos,
en el filigrana de un corazón
que se trepa al humo de las palabras.
Debajo de la cintura del mediodía
arden los insectos atravesados
por el aguijón del otoño.
Es el tiempo en el que las mariposas van sobrando
y caen
como sutiles hojas huérfanas de árbol.


En el gesto de un espejo que multiplica el hastío
arde
la salvaje intención de las premoniciones.
Ella abre un tragaluz en su cabeza:
cielo, cerro, camino, ferocidad de verde.
Pero la  carne le cierra todas las ventanas
en su lenguaje dolido de fuego.


Arde una mujer y nadie sabe
cuántos sueños arden con ella.




Wanda Taddei fue atacada en la madrugada del 10 de febrero de 2010 por su esposo, el músico Eduardo Vázquez, quien luego de rociarla con alcohol, le prendió fuego con un encendedor, causándole gravísimas quemaduras que desembocaron en su muerte, once días después. Este crimen brutal puso de relieve la violencia de género y la gravedad del femicidio en Argentina. La difusión del caso también causó la multiplicación de ataques similares a otras mujeres,  fenómeno que se  denominó "efecto Wanda Taddei".



Del poemario "Interrumpidas", Publicaciones Entre Líneas (2014)

Gran Premio Primer Concurso Internacional de Poesía “La palabra de mi voz”, Publicaciones Entre Líneas, Miami, EEUU (2014)  

No hay comentarios:

Publicar un comentario