miércoles, 9 de mayo de 2018

AMELIA



AMELIA

El monstruo

“La santidad de los santos padres era algo tan
mudable que yo decidí apartar cualquier duda
de mi cabeza por desgracia demasiado clara y dar
el salto hacia un adiós aún más arriesgado.”
Amelia Roselli (1930 – 1996)


Fue el fascismo,

fue la huida,

fue el trotar el mundo

arrastrando

un hatajo de lenguas.



Fue la volátil santidad del cosmos,

la rima de los muertos y la tierra,

la gramática de la desolación.

Fueron las riendas desbocadas,

la mudable presencia de los camaleones,

la quietud de los elefantes muertos.

Fue el ejército

que no pude enfrentar,

el descontento de las piernas,

los azulejos en desorden.



Fue el amor,

fue el desamor,

fue el fascismo,

fue la huida.

Huir y estar siempre

en el mismo lugar de desamparo.



Fui yo.

El monstruo fui yo.

Inexplicable como un día de verano.



Coqueteando desde mi infierno

con la gula de las ventanas.




Arte: "Amelia Roselli", Stefania Morgante


No hay comentarios.:

Publicar un comentario