jueves, 28 de septiembre de 2017

TODO ESTÁ BIEN

TODO ESTÁ BIEN
A Susana Rodrígues Tuegols

“Desnúdate.
Baila la danza ritual de la madurez.
Y sobrevive
como sobreviviremos todas.”
Gioconda Belli


Todo está bien,
glóbulos rojos,  hemoglobina,  glóbulos blancos,  plaquetas,
glucemia, ácido úrico, triglicéridos,  colesterol
(un poquito alto el malo,
pero un poquito, nada más),
creatinina,
los ovarios no funcionan
pero era lo esperable,
¿cuántos años me dijiste que tenías?
Volvé dentro de un año.
(Volvé dentro de un año
cuando te hayas acostumbrado a tu nueva condición
de casa vacía.
Sentate en la sala de espera
llena de mujeres embarazadas
y madres acunando bebés
y pensá que el tiempo es una putada.
Democrático, eso sí,
pero una putada.)

Las azucenas de mis quince
están en flor.
Treinta y cinco años floreciendo.
Pronto vendrán las abejas
con su saludo tribal
y el polen cortará la cinta del viento
inaugurando las voces de la primavera.
No voy a quedarme al margen.
Tengo un jardín,
soy un jardín.
Voy a inventar otra forma de florecer.
Voy a amoblar esta casa vacía
con versos,
con pétalos blancos.
Y voy a volver dentro de un año, claro,
firme como un soldadito de la buena salud,
y vos vas a ser apenas un señor alto de ojos azules
y guardapolvo inmaculado,
y no un horrible Víctor  Frankenstein,
un abominable Dr. Phibes,
un maldito Joseph Mengele.
Voy a volver con un ramo de azucenas:
son las de mis quince,
siguen floreciendo.
Tengo un jardín,
soy un jardín.
Al final no era para tanto.

Todo está bien.
El colesterol un poquito alto
pero era lo esperable,
como todo en este cuerpo
que cosechó la última de sus manzanas
y se desentendió de los almanaques.
Como todo en esta vida.

Qué hermosas azucenas.
¿Cuántos años me dijiste que tenías?


Fotos: obs/Lever Fabergé Deutschland GmbH

No hay comentarios.:

Publicar un comentario