martes, 1 de agosto de 2017

DEL ‘67


DEL ‘67 
A Daniel, que fue parte del camino 

“¿Qué pasa en la Tierra que el cielo es cada vez más chico?
Fito Páez

Nací en el ’67 con Sargento Pepper a la cabeza.
Fue en plena primavera. Ya habían debutado los Doors
y se había incendiado el Apollo 1.
No sé si mamá se enteró. No sé si le importó.
Ella estuvo 9 meses en cama esperando a su segundo bebé
(su tercer bebé, porque el segundo
se había diluido en una frustración de sangre).
En Hanoi los cowboys se inyectaban
banderas decoloradas y muerte.
En California los hippies masticaban flores
y hablaban de amor.
En Buenos Aires sonaba La balsa
y Racing festejaba.

En el ’69 el hombre pisó la luna
y yo dormía la siesta.
En el ’72  empecé el Jardín de Infantes
mientras Khim Phuc corría desnuda
mordida por el napalm.
(todavía le duelen las quemaduras,
pero sonríe).
El ’76 me encontró ciega de padre.
El ’78, cortando papelitos,
de inocencia entera,
porque no sabía.
El ’80, remolcando hasta la escuela
el cadáver de John Lennon.

Las casas del barrio siguen igual,
los viejos se murieron todos.
Doña Laura, Doña María, Don Manolo
se dieron de baja sin hacer demasiado ruido.
No noté que faltaban
hasta que toqué un timbre al azar
y un extraño me abrió la puerta.
Cuando se empezaron a morir los jóvenes
debuté con las pastillas:
una para dormir,
otra para despertarme,
una más para poder venderle a mi hijo
un mundo en el que no creo
(es espacioso, tiene buena luz,
una mano de pintura y queda como nuevo).
En el 2000 me emborraché, como todos.
Supongo que mi vida no tiene nada de extraordinario.

Nací en el ’67 con Sargento Pepper a la cabeza.
Este año voy por los 50.
Toco los timbres de siempre
y son extraños quienes me abren las puertas.

Lo único que me consuela es que Khim Phuc sonríe.
Me gustaría ser como ella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario