sábado, 15 de julio de 2017

EL EFECTO ZANAHORIA (O LA TEORÍA DEL CAOS FILIAL)


EL EFECTO ZANAHORIA
(O LA TEORÍA DEL CAOS FILIAL)

"La mitad de lo que le pase a mi hijo será culpa mía."
Miyó Vestrini



La mitad de lo que le pase a mi hijo será culpa mía.

Corrijo: todo lo que le pase a mi hijo será culpa mía.

Tengo un Freud en mi cabeza de tupperware

hace mil años.

Seguro que está tomando el té

y revuelve mis sesos con una cucharita.

Revuelve, revuelve,

y encuentra la zanahoria que no pisé.

No pisás una zanahoria

y dos décadas después

un frasquito vacío de puré Nestlé

te sienta

en el banquillo de los acusados.



Dos décadas después

Europa no es tan linda

el pollo está crudo

nunca voy a volver a hablarte

de peces y dinosaurios

(nunca voy a volver a hablarte)



Dos décadas después

es el momento de emborracharse

de llenar tu buzón con amenazas de muerte

de escribir notas de suicidio

en los tickets del supermercado

es el momento de amanecer triste

de tirar la ropa por toda la casa

para que vos recojas y dobles mis demonios

como una geisha estúpida

es el momento de joderte mamá

de joderte mucho

de abrir las puertas a cabezazos

de apretarte el corazón entre costilla y costilla

para que te ahogues

en tu vigilancia paranoica


  
Estaba apurada

por llegar a ninguna parte

y compré un fasquito de puré Nestlé.

(El  leve aleteo de una simple zanahoria no pisada

puede provocar un huracán

del otro lado del mundo).



Arte: RoseAnn Hayes  

4 comentarios:

  1. Este poema es increíblemente bello y llega hasta las fibras más íntimas del alma. No habré dejado yo también de pisar alguna zanahoria???
    Besis desde nu corazón, querida Raquel!

    ResponderEliminar