lunes, 4 de enero de 2016

DE NOCHE


DE NOCHE



De noche,

el cuerpo entre dientes,

la boca remontando

la columna vertebral del poema,

los esbeltos fantasmas del sudor

clavando sus uñas en el cielo,

de noche, te digo,

vuelvo a ser la hembra en gajos,

la pajarita de plumas vivaces,

amnésica,

amnésica,

¿quién dijo nido?,

¿qué es un nido?



(De noche te recuerdo

pero no te lo digo ni me lo digo nunca).



De noche tu piel es astrolabio

y el abismo, la estrella.

Mi garganta, cuaderno de bitácora

donde anoto el deseo.

Y el deseo se parece a la sed,

y la sed aúlla su  desatino de lobo azul

con la brutalidad del océano.



(Amanezco con un derrumbe de peces en las sábanas,

con una catástrofe de agua en alta muerte.

Sobrevivo en las piernas).







No hay comentarios:

Publicar un comentario