lunes, 19 de octubre de 2015

PRESENTACIÓN "INTERRUMPIDAS" EN LA BIBLIOTECA NACIONAL POR BEATRIZ REGAL

PRESENTACIÓN "INTERRUMPIDAS" EN LA BIBLIOTECA NACIONAL 

Desde la antigüedad el término poetisa ha estado viciado porque se consideraba a la mujer que escribía versos como cursi, incapaz, ignorante, carente de aptitudes para crear obras poéticas. En principio, el panorama es desolador.

¿Qué podemos decir hoy de Raquel, que nos abre el corazón hablando desde el dolor? ¿Le podemos decir cursi a quien penetra como espina con dulces palabras y nos sumerge en un oasis de milagros, donde se infiltra hasta lo más hondo de nuestro inframundo? Nadie podrá dudar del enorme esfuerzo intelectual que implica conectarse con quien se fue pero está. ¿Puede alguien carente de aptitudes introducirse en los cuerpos destruidos,  en las  almas heridas y perdidas de tantas interrumpidas?

Raquel forma parte de esta generación que puede escribir, expresarse, ganar premios en FEMENINO. Hoy, el hombre y la mujer de las artes se han unido y comparten su lucha contra esto que se la llama violencia de género y que podríamos nombrar como genocidio o pandemia.

No sé si es cuestión de 70 premios, 700 o 7000. Sólo sé que Raquel pudo ingresar a nuestro mundo, al mundo de quienes la seguimos, que sus palabras nos dan fuerzas y estímulo para estar, con la convicción de que juntos ganaremos.

En el fondo de mi corazón siento que estás en tu mejor instante, que va a ser un gran momento para tu futuro y que es hora de disfrutar lo que viene por delante.

Gracias por existir,  gracias por permitirnos ingresar en tu mundo que es el nuestro.

Gracias, Raquel, por recordar a todas y cada una de las víctimas, y mil gracias por permitir que este libro entre en nuestros hogares. Con lágrimas en los ojos puedo compartir tus palabras: “Arde una mujer y nadie sabe cuántos sueños arden con ella”, la última frase del poema dedicado a Wanda. Son tan profundas esas palabras porque yo sé cuáles eran esos sueños.

Nosotros estamos del otro lado de la vida, esperando… aunque hoy ellas están de pie, porque cuando leemos tus poesías… ellas vuelven.

Gracias, Raquel.


Beatriz Regal, mamá de Wanda Taddei, activista contra la violencia de género



Foto: Adriana Buján 


No hay comentarios:

Publicar un comentario