viernes, 16 de enero de 2015

ALTER GARTEN


ALTER GARTEN

“Si no estuviese tan oscuro
a la vuelta de la esquina.
O simplemente si todos
entendiésemos que todos
llevamos un viejo encima.”
Joan Manuel Serrat



No creo que ellos supongan

que están en un jardín,

aunque algunos revientan en los rincones

como claveles negros cultivados

en un vivero de sombras

(revientan en sonidos extraños,

bocas encorvadas

y palabras torcidas,

ojos que se arrastran

sobre guardapolvos blancos

buscando una médula piadosa

donde doler y dolerse).

Otros,

tan grises,

tan quietos,

se confunden con los muebles.

Una finísima capa de polvo

les cubre los rasgos trasegados

(algún día habrá un jarrón sobre la cabeza seca

de la mujer sentada junto a la ventana;

las enfermeras hacen esas cosas,

se distraen,

piensan en sus chicos con tos,

en sus maridos montándoles el hastío).



No creo que ellos supongan

que están en un jardín.

No tienen pétalos, tienen ruedas.

Sería fascinante si  tuviera cuatro años:

un lugar donde nadie camina.

Y yo no querría caminar,

querría ruedas, como las de la abuela.

Lloraría por las ruedas.

Lloraría.



Casi, casi,

como estoy llorando ahora.








4 comentarios:

  1. Hola Raquel: Llego hasta tu blog desde la encendida recomendación de nuestra amiga Elisa (Lichazul) de cuya poesía soy ferviente seguidor y, como ya me esperaba, tu poesía no solo no me ha decepcionado sino que me ha atrapado desde el primer momento.Así que seguiré tus pasos muy de cerca pues soy coleccionista de versos...

    En este poema has tratado el tema de la vejez de una forma muy original y realista (el anciano-mueble, por desgracia, está a la orden del día en todas partes).Pero también he percibido en el poema bastantes dosis de ternura,esa ternura que ellos necesitan a diario para sentirse personas de nuevo.

    Lo dicho, un placer.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Joaquín! Bienvenido! Gracias por tu lectura y tu generoso comentario. Lamentablemente (y al tener a un familiar internado en una clínica de rehabilitación hace ya casi un año, aunque, gracias a Dios, creo que pronto estará el alta) veo esto a diario.
      Elisa es una amiga de muchos años. Sus amigos, mis amigos.
      Un abrazo!

      Eliminar