viernes, 5 de diciembre de 2014

NADIE QUIERE SER TAN VIEJO COMO LOS VIEJOS DEL POEMA DE GÜNTER GRASS


NADIE QUIERE SER TAN VIEJO COMO LOS VIEJOS DEL POEMA DE GÜNTER GRASS

“Hoy, ante la taquilla aún cerrada,
susurran, de la mano,
el avergonzado viejo y la vieja delicada.
La película prometía amor.”
Günter Grass

  
Nadie quiere ser tan viejo
como los viejos del poema de Günter Grass.
Ni estar tan triste. Ni sentir tanta vergüenza.
No nos gustan las taquillas cerradas.
No nos gustan las películas que prometían amor
y convidaron mantas demasiado cortas,
cenas frías,
domingos atroces,
baños  siempre ocupados
(quiero hacer pis, quiero peinarme,
quiero  masturbarme, quiero una ducha,
quiero quedarme en el baño para siempre
porque los baños son los únicos lugares
que se salvaron del mundo).


Nadie quiere ver gordas en la pasarela
ni barrer el papel picado
cuando se terminó la fiesta.
Nadie quiere que le digan
que hubo algo más importante
que recoger sus pedazos,
rearmar la pronta lascivia de sus muslos,
reincrustar sus ojos,
coser  su espinazo al alba luminosa,
al ridículo altisonante de la primavera.
Nadie quiere reconocer que no tiene
un volcán entre las piernas
(tiene una desolación, un interrogante,
un dolor de cabeza, un “hoy no, estoy cansada”).
  

Dos horas, mil horas bajo la lluvia (como un perro)
y nadie quiere estar mojado.
Nadie quiere aceptar
que ya no tiene edad para las guitarras
(y seguimos escuchando rock,
bailoteando cuando nadie nos ve,
usando remeras con el logo de “The Ramones”).
Nadie quiere  ver fotos morbosas
en los atados de cigarrillos
(“te vas a asfixiar, te vas a pudrir, te vas a morir”).
Nadie quiere bajarse del tren.
Aunque el tren esté loco
(más loco que nosotros)
y no vaya a ninguna parte.


Nadie quiere ser tan viejo
como los viejos del poema de Günter Grass.
Nadie quiere ser tan viejo

como los viejos del poema de Günter Grass
y no  tener alguien
que lo tome de la mano.





2º Premio Concurso de Poesía "Luz y Fuerza" 2014, Sindicato de Luz y Fuerza de Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires (2014)

Finalista “V Concurso Internacional de Poesía  Caños Dorados”, Asociación Cultural Caños Dorados de Fernán Núñez, Córdoba, Andalucía, España (2014)

Poema publicado en el e-book Raquel Fernández - Selección de Poemas , Biblioteca de las Grandes Naciones




4 comentarios:

  1. sin duda en este mundo donde el botox , las siliconas y todon lo referido a la apariencia manda en la manada hacerse viejo como los que aquellos, no es algo que se acepte así tan fácilmente


    certero poema Raquel
    un gusto siempre asomar por tu rincón

    te dejo el nuevo blog
    (los otros quedaron de lectura sin opinión)

    http://lunapagana1.blogspot.com
    este es el actual
    besitos y muy buena jornada

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Elisa! Un abrazo y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  3. No deseamos ser viejos y que eso nos impida querer y ser queridos.
    O que no nos deje ser felices haciendo cosas que nos gusten.
    No queremos, simplemente, ser viejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, lamentablemente vivimos inmersos en una sociedad que hace culto de la juventud y eso, queramos o no, nos afecta. Creo que cada etapa de la vida tiene su encanto y lo realmente temible no es para mí la vejez sino la soledad. Un abrazo y buen miércoles!

      Eliminar