martes, 3 de junio de 2014

SOLOS


SOLOS

A Thiago


Qué solos se quedan los muertos, no.

Qué solos nos quedamos los vivos.

Qué solo se queda el útero de una mujer

donde se instala el humo

y crece

como un tumor o una epidemia,

como un acuario de peces negros.



Qué solos nos quedamos todos,

unojuntoaotrojuntoaotro, pero solos,

con alitas de papel rotas en las manos,

con zapatos de agua que no te pudieron caminar la vida,

cuando  nos clavan en la puerta del alma tu mirada que se va

y nos cuentan el cuento del fuego,

esa flauta encantada

(embrujada)

ladrona de infancia.





6º Mención de Honor Poesía IV Concurso Internacional de Poesía, Cuento y Carta, Círculo de Lectores y Escritores Brandseños, Brandsen, Bs. As. (2015)


No hay comentarios:

Publicar un comentario