viernes, 3 de enero de 2014

MIZUKO


MIZUKO 

A Micaela

“Sin manos para regalar mariposas
a los niños muertos.”
Alejandra Pizarnik 



Como un pájaro de viento 

con sangre en las alas. 

Como el viento mismo golpeando 

campanarios de hielo. 

Como un dolor líquido de voz impracticable. 



Llega cuando llega la hora de los peces. 

Pequeño fetiche de dolor. 

Talismán adoptado por la ternura antigua. 

Los piececitos tapiados. 

Las manecitas verdes o azules o grises 

flotando como rebaños de algodón de azúcar. 

Agua dulce que se escurre 

entre las piernas del alba. 

Agua que canta la tristeza de lo que no nace. 

Agua rota sobre el arco iris. 



Llega cuando llega la hora de los peces. 

Promesa de humedad incumplida. 

Canción amordazada por un gesto de algas. 

Nadie construyó su ataúd. 

Apiló demasiadas piedras 

en el borde de un río 

que no le pertenece. 

Por eso vuelve. 

Para decir adiós. 



Su nombre llueve sobre el mármol que la calla. 

Niña de agua goteando 

al otro lado de una noche inmensa. 



Su nombre es la excusa de la lluvia.





Fotografía:  Estatuas Mizuko Kuyō , Templo Zojo-ji, Tokio, Japón
  
1º Mención “IV Concurso Nacional de Verano 2013 Modalidad Poesía”, Grupo Alternativa, Cañada de Gómez, Santa Fe (2013)


No hay comentarios:

Publicar un comentario