lunes, 16 de diciembre de 2013

EN CLAVE DE ALICIA


EN CLAVE DE ALICIA 

Yo sólo vine a ver el jardín.


I

Ser o no ser poesía. 

La muchacha rubia clava una daga 

en el corazón del día: 

la Reina está loca 

y ningún camino la conducirá a Roma. 

Pero el lugar de la infancia 

sobrevive a la lluvia.


II

Un conejo de encías florecidas 

brinca 

dentro-fuera del insomnio. 

Inquieto 

como un médano que danza 

en los dedos del viento, 

se desliza por el cuadrante melancólico 

de un vestido celeste.


III

La muchacha rubia vuelve a cantar. 

Porque la realidad no puede 

quebrar el último espejo. 

Y los relojes se marchitan, 

inexorablemente,

cuando dejamos de correr

y una risa franca 

degüella nuestras lágrimas.


IV

A cada cual su taza, 

a cada cual su reloj de juguete 

detenido en la hora 

del puñal encastrado en la memoria.


V

Como un gato sin risa 

o una risa sin gato. 

Como una reina loca 

con el corazón migratorio detenido 

en un perpetuo verano. 

Como una niña extraviada 

que canta porque tiene miedo.

Así, 

la infancia amortajada 

con un vestido celeste.


VI

El reino del absurdo es éste, 

donde el amor enferma 

y las muchachas que no se llaman Alicia 

hacen cola para morirse, 

mientras maúlla un triste gato 

huérfano de espejos.



Arte: "Alice in Waterland", Elena Kalis

Finalista X Concurso Gonzalo Rojas Pizarro Categoría Poesía, Club de Amigos de la Biblioteca Pública Municipal de Lebu “Samuel Lillo Figueroa”, Lebu, Región del Bio Bio, Chile (2012)

Poema publicado en el blog  "Batalla de Papel"


2 comentarios:

  1. ¡ Excelente Raquel ! Un auténtico placer haber descubierto tu blog y tu maravillosa poesía. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Emilce, sos muy generosa! Un abrazo y buena semana!

      Eliminar