domingo, 24 de noviembre de 2013

LA MUJER DE LAS ZAPATILLAS ROJAS


LA MUJER DE LAS ZAPATILLAS ROJAS


A Bettina



Ella fue  la chica de las zapatillas rojas.
La que abrazó a todas sus muñecas
cuando empezaron a menstruar
y les susurró con dulzura
que no tuvieran miedo.
La que se hizo fuego en pocas palabras,
gemela insoslayable
de la combustión de la primavera
(y el polen volando de pájaro en pájaro).


Ella es la mujer de las  zapatillas rojas.
La bailarina.
La que repite en cada pas de danse
la devota costumbre de las alas.
De la libertad  come y bebe.
Para la libertad  sangra.
En su poemabatalla,
en su albedrío  de parición y aparición de soles.
Limpia.


Una gata le camina la sangre,
le afelpa los maullidos.
Sus garras son suaves como las ancas de un sueño.
Sus ojos tienen la lentitud de los cristales.
Pero la fiera embosca
y se rebela
cuando amenazan sus zapatillas rojas.
Sus viejas zapatillas. 


Hechas a mano.


Arte: "Trapped Heart", Natalie Shau 


2 comentarios:

  1. de niña a mujer las zapatillas se acomodan
    lo que no
    es el paso

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Elisa, las zapatillas se acomodan. Lo importante, siempre, es usar las zapatillas que nosotras elegimos y no dejar que nadie nos imponga otras. Un beso grande y muy buen fin de semana.

      Eliminar