domingo, 12 de mayo de 2013

LA TELESITA


LA TELESITA
 


 La inocente baila

sometida por la voz celeste del violín,

la carita borrosa

coagulada entre dos trenzas negras,

una flor  parida por el monte

titubeando detrás

de su pequeña oreja intoxicada,

los brazos en alto

espoleando

la hermética silueta de la noche. 


 
La inocente baila

opacando las lenguas de la hoguera.

Su cuerpo inmaculado

es una cuchilla salomónica

que divide con exactitud

la presencia de las sombras.

Las huestes del sueño

no hacen mella en sus párpados.


 
Un giro
 
y no existen las cenizas.

Otro giro

y se pudre la limosna.
 
Otro más

y la vida

hasta parece justa.



La inocente baila

hasta caer rendida

en la memoria secular del fuego.



Quedará, si es que queda,

el polvo de sus huesos,

el bramido de un bombo,

algún vaso de vino

y un milagro pequeño

clavado como un Cristo infortunado

en la puerta de un rancho.




Telesita o La Telesita, es el nombre con que se conoció a Telésfora Castillo o Telésfora Santillán, una joven argentina de la Provincia de Santiago del Estero, conocida por su gusto por la danza, que murió quemada en la segunda mitad del siglo XIX. Luego de su muerte, las creencias populares regionales la convirtieron en "alma en pena" y "alma milagrosa", preservando su memoria de manera legendaria y mediante la tradición oral.



Arte:  "La Telesita", MaeglinEyes -Magadalena Maru-

2º Premio 7º  Concurso Literario Nacional de Cuento y Poesía Sociedad de Fomento y Biblioteca Popular “La Tradición”, Villa Udaondo, Ituzaingó, Bs. As. (2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario