lunes, 18 de marzo de 2013

PASAJERA DE NEGRO


PASAJERA DE NEGRO



Qué busca en la noche

una mujer deleble.

Una acuarela estúpida.

Lavable. Lavada.

(Como Dios manda).

Qué busca lamiendo las estrellas

hasta disolverlas

en un poema mediocre.



La cuestión está ahí,

debajo de su melena felina

Pasado imperfecto.

Futuro descorchando

la saliva de otros

(Qué busca una mujer

en una botella de labios mareados).



El Diablo sabe por Diablo.

Y ella sabe

por muerte repetida

Pasajera de negro.

Un sacudón de llanto

empapando

la curva feroz de su almohada



Su cabeza se juzga simple

como su vagina.

Algo para usar.

(Como Dios manda).

Pero no.

(Las preguntas complican).

Por qué se acaba la carne.

Para qué lustrar los zapatos

si el camino se come a sí mismo.

Entonces las flores.

La rata insolente de la misericordia

(y esos dientes).



Esa mujer se cuelga de los pechos

una triada de fantasmas incómodos.

(El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo).

Y sigue buscando

(cargando)

un cuerpo para nacer

(un cuerpo para morir)

cuando el alba la toca

con palabras vacías.

Arte: "Stella", Natalie Shau
Del poemario "La antigua enfermedad del otoño", Ediciones de la Iguana, 2011

2 comentarios:

  1. qué gusto saber que nuevamente estás en los pixeles de blogger
    tu poesía es maravillosa , es un regalo poder leerte

    besitos y mil felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amiga! Un beso muy grande y feliz Día de la Poesía!

      Eliminar