jueves, 20 de diciembre de 2012

DICIEMBRE


DICIEMBRE

A Mamá



Diciembre

se atrinchera en las cornisas.

Es una mancha más de mugre

apretujándose entre las palomas.



Diciembre

es una plaga roja y verde,

vestida de guirnaldas.

Va de mal en peor,

copiando blancos gestos forasteros,

recalcando

sus juegos pirotécnicos.

Propagando las copas

con pecado, con prisa.



Diciembre

robustece a los muertos.

Reedita la gris cartografía de la ausencia.

Tiene sillas vacías.

Tiene platos donde come el viento.



Hay un mártir de madera en diciembre.

Hay un almanaque consumido.

Y un relámpago final que nunca alcanza

para sanar la memoria.




Arte: "Reflexiones en azul"Nicoletta Tomas Caravia

Del poemario "Hermano", El Mensú Ediciones, 2011


4 comentarios:

  1. Mi Señora Raquel,

    Sería capaz de comerme cualquier forma de cualquier cristo, y rogar por días a dioses indolentes, o embadurnarme en aguas benditas manoseadas e infectadas por sucios hipócritas; como incluso resucitar mi penitencia viciosa cometiendo iguales pecados a aquellos, nunca cometidos pero sí deseados en noches húmedas; podría en extremo llegar a arrodillarme ante un sótano con ecos de fraile confesor de idiotas, para recuperar -aunque fuese narcotizado- cualquier tiempo navideño con mi madre, y con mi padre, y con toda aquella familia que hoy yace irresucitable bajo tierra, olvidada para no dolerla, ajena a mí en su nada, mientras, yo no puedo ser libre de su memoria, de su pronta ida, de su ayer presente en sus tradiciones que hoy me repugnan, porque no puedo reproducirlas sin ellos, ni dejo de añorarlas tiernamente.
    Besos y Suyo, Z+-----

    ResponderEliminar
  2. Un poema profundo,
    Interesante espacio el tuyo,
    que pases unas felices fiestas.
    ¡Feliz Navidad!.
    un saludo.

    ResponderEliminar