domingo, 1 de mayo de 2011

CENICIENTA NO SABE


CENICIENTA NO SABE



Yo no sé

quién sujetó mi voz

con hilos de intemperie

y me dejó este camino de silencio

-una cinta polvorienta que repta

al canto de un abismo de flores de plástico

y culpas mal enjuagadas

con visitas incómodas y galletitas de limón-.



Yo no sé

quién destejió mi vestido de abejas

y le torció el pescuezo

a la húmeda golondrina

que volaba y comía entre mis piernas.

De repente,  concluyó el verano

De repente, se rompió la aromática

unidad de las uvas

y las redes de la luna

dejaron de apacentar mis sueños.



Yo no sé si fui una princesa

o una reina

o una simple mendiga

a las puertas del verso.

Di dos o tres pasos de baile

y sequé algunas lágrimas,

pero la escuela de la vida me aplazó,

como a todo el mundo.



Yo no sé si me ahogué en la luz

y ya estoy muerta.

O si todavía vivo para contarlo.

Contar eso que no sé,

porque yo no sé,

yo no sé…


 
Yo no sé quién me corta las uñas

cuando crecen demasiado

y no sé como es dormirme en las riberas

de un cuerpo que no ladra de tristeza.
 


Y no sé,

te juro que no sé,

dónde dejé mi zapato.




Arte: "¿Dónde he puesto mi zapato?", Olga Ether

Del poemario "La antigua enfermedad del otoño", Ediciones de la Iguana, 2011

2º Premio Primer Concurso Literario Bienal Internacional de Poesía y Narrativa 2011, Campana Amanecer Literario (C.A.L.), Campana, Bs. As. (2011)
 
2º Premio III Concurso Literario "Héctor Pedro Soulé Tonelli", ‏CILPA (Círculo Literario Punta Alta), Punta Alta, Bs. As. (2012)


No hay comentarios:

Publicar un comentario