domingo, 30 de enero de 2011

LA VOZ SE VA


LA VOZ SE VA



“No quiero olvidarme de su voz”,

dijo mamá.

Y yo pensé:

“La voz es lo primero que se olvida.”

Es como si el nudo de silencio

que amordaza a los muertos

empezara a gestarse en la memoria.



Tenemos bocas,

tenemos manos,

tenemos piernas.

Tenemos fotos que mienten

un pasado que nunca fue perfecto.

Pero la voz se va.

Hace su nido

en los tímpanos yermos de los ángeles.

Se gasta con el barro y los insectos.



La voz se va.

Salta al vacío.

Su cadáver es una mancha aborrecida

profanando

el cuerpo inmaculado del recuerdo.

Lo que queremos quedarnos porque es nuestro.

Fue nuestro.



Entonces doblamos los ojos

y tratamos de pensar en otra cosa.

En bocas,

en manos,

en piernas.



En otra cosa.



Arte: "Breezy", Adrienne Trafford

Del poemario "Hermano", El Mensú Ediciones, 2011

3º Premio Poesía “7º  Concurso Nacional de Poesía y Cuento del Taller Literario Club Atlético Kimberley”, Mar del Plata, Bs. As. (2011)

Finalista Poesía 12º Concurso Literario Internacional "Escritura compartida"‏, Centro Escritores/as Nacionales -  Cen Ediciones, Córdoba (2011)


No hay comentarios:

Publicar un comentario