miércoles, 1 de febrero de 2012

EL ASESINO


 EL ASESINO


Yo lo vi 

fraguar el nido de la sangre. 

Desnudo 

en los trajes de la luna. 

Era  el agudo mapa de la noche. 

Levitaba en mis sueños. 


Yo lo vi 

ordenar la muerte, 

desordenar 

este milagro escaso que es mi cuerpo. 

Repletar ataúdes. 

Imponer  sus cadáveres 

a la bóveda  de mi cintura 

(bailar su danza helada entre mis ancas). 


Yo lo toqué 

para sentir 

como  sienten los suicidas: 

siempre un hueso adelante, 

siempre una llaga adelante. 

Descolgando teléfonos. 

Destrozando papeles. 


Yo lo vi. 

A él no le importaban las banderas. 

Pero mataba.

Y su locura era una señal 

en mi matriz ansiosa. 

Un vaso de luz en mi garganta.




Arte: "Tear My Heart Out", Scott Rohlfs


No hay comentarios:

Publicar un comentario