viernes, 30 de diciembre de 2011

LAS DEUDAS


LAS DEUDAS



Pluma a pluma

se amontona la ausencia.

Ese pájaro roto que no cesa

cuando cada minuto

es un minuto de silencio.



Ahora,

nadie cuenta a los cadáveres.

Ahora,

nadie se espanta

y las copas entrechocan sus brindis

sobre los dormidos y los afiebrados.

Ahora,

la cigarra canta su canción imprescindible.

Porque es verano.

Y armamos nuestros bolsos para irnos

a algún lugar donde no nos alcance

lo que llevamos dentro.



¿Y quién paga las deudas?



Cuando yo digo madre las digo a todas.

Todas visten una cicatriz

cosida

con hebras de humo.

Ya pasaron seis años,

sesenta,

seiscientos.

Y todavía hay muertos

que crecen en sus úteros.

Como relámpagos.



Como crecen las lunas callejeras.

Sin que a los gatos les importe.




Fotografía: Santuario República de Cromañón

Poema publicado en la Antología Poética "Siete versos, un lírico", Editorial 3+1 (2011)


No hay comentarios:

Publicar un comentario