domingo, 28 de noviembre de 2010

LA ANTIGUA ENFERMEDAD DEL OTOÑO



LA ANTIGUA ENFERMEDAD DEL OTOÑO
 

A Sylvia Plath



La mujer escribe en las paredes

que tiene miedo

porque su papi está muerto.

No sabe si gritar

o retorcerle el cuello a ese poema

que se ha arrancado prematuramente de las entrañas,

como a un hijo ilegítimo.



La mujer creyó, ingenuamente,

que las palabras la salvarían del desastre

y le darían de beber

a las amapolas desquiciadas que agonizaban de sed

en el campo esplendoroso de su cerebro.

La mujer comprende, al fin,

que lo único perfecto es estar muerta.



Ahora todo está en orden:

el silencio en la endecha,

la luna en el cielo,

la cabeza en el horno.
 



Arte: "Sylvia Plath", Esther Rodrígez Cabrales

Del poemario "La antigua enfermedad del otoño", Ediciones de la Iguana, 2011

Poema seleccionado para integrar la Antología Poética “Poesía Insomne”, Editorial Dunken, Ciudad de Bs. As. (2007)


No hay comentarios:

Publicar un comentario