martes, 26 de abril de 2011

LA CHICA OSCURA


LA CHICA OSCURA

“Los monstruos y los fantasmas existen. Viven dentro de nosotros. Y a veces ganan." - Stephen King



La Chica Oscura pateó puertas.

Toda la noche.

Hasta que encontró a la Muerte.

La miró a los ojos y supo

que era sólo una Vieja estúpida.

Hubiera querido patearla, también.

Pero no se tomó la molestia.



Una Vieja idiota que no sabe lo que hace.

Le provocó un poco de asco.

Nada de pena.

La Chica Oscura no le da su lástima a nadie.



La Chica Oscura.

La Chica en Vena.

La verdad es que tantas hebras la agotan.

Hebras de esto.

Hebras de aquello.

¿Y dónde carajo está la Poesía?

Dónde está esa otra idiota

que encima tiene pretensiones de cambiar al mundo.

Me parece que la Chica Oscura ya no cree en nada.

Ni siquiera en la palabra.



La Chica Oscura no está en París

(¿El dolor duele igual en París?

¿Duele menos?

¿No duele?

¿Qué se hace en París con los desgarros?).

Está en un agujero donde permanece.

Y permanecerá.

Va a morirse intacta.

Intacta en su obstinación de darle la bienvenida al dolor.

Total, el muy hijo de puta se instala igual.

Malvenido o bienvenido

se hace carne en la casa.



La Chica Oscura se va a morir.

Cuando la Vieja quiera.

Cuando a la Vieja estúpida se le ocurra señalarla

y maldecirla

por haber tomado su nombre en vano.



Yo creo que la Chica Oscura está enloqueciendo.

No. Yo creo que ya está muy loca.

Algo se voló la cabeza en sus narices

mientras le sonreía.

Ella también hubiera querido cortar.

Pero la sangre le da náuseas.

Las hebras de sangre.

A la mierda con las hebras.

A la Chica Oscura la tienen harta,

Y a mí también.



Antes de calzarse estas botas

la Chica Oscura no sabía para dónde correr.

¿Stairway to Heaven?

¿Highway to Hell?

Ahora sabe que da lo mismo.

Si todos los caminos conducen a Roma.

Si la Vieja siempre gana.

Después de todo, debería haberla pateado.



Por favor, no le cuelguen angelitos en las paredes.

No le expliquen que Dios.

No le expliquen tampoco que el Diablo.

La moneda de caras antagónicas es falsa.

Lo único real es la Vieja.



La Chica
Oscura está enojada.

Yo creo que tiene sus motivos.

Si te patea la puerta hacé como que no estás.

No vaya a ser que se tome la molestia

y termines lastimado.



Vos,

que no tenés nada que ver.




Arte: Toon Hertz


No hay comentarios:

Publicar un comentario