lunes, 7 de marzo de 2011

DESGARRO


DESGARRO

A Daniel

"Who found the dead body?
(…)
"Who was the father or daughter or brother
Or uncle or sister or mother or son
Of the dead and abandoned body?
(…)
"Did you declare the dead body dead?
(...)
"How well did you know the dead body?"
Harold Pinter



La mortalidad es un principio de cordura.

Por eso te fuiste.

Por eso nos vamos.



Seis meses.

Prendí una vela.

Toqué unos papeles viejos.

Algún dibujo,

cartas.

Tiempo prestado.

Miré tu foto hasta pulverizarme los ojos.

Una rosa,

una alcantarilla,

un hermano.

La rebelión consiste

en comprarme un par de zapatos nuevos

y seguir tirando.

Seguir estando loca hasta subirme

al carro del infarto.

Sabés que fumo mucho.

Sabés que como mal.

Sabés que los Fernández tenemos

esa manía de morirnos jóvenes.

(Favoritos de los Dioses,

como las estrellas de rock

y los Santos Inocentes).



Imposible escaparle al desgarro.

Toda la poesía me nombra.

Te nombra.



Harold Pinter pregunta quién halló el cuerpo muerto.

Levanto la mano tímidamente,

como una colegiala estúpida que pide permiso

para ir a hacer pis.

“Fui yo, Señor Poeta, fui yo”.

Y también fui la hermana del cuerpo muerto.

Y también fui la que declaró que el cuerpo muerto estaba muerto.

¿Cuánto conocía al cuerpo muerto?

No sé.



¿Cuánto te conocía, Dani?

¿Cuánto?



No sé.

Ahora me doy cuenta que no sé.



Mejor hablemos de otra cosa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario