lunes, 28 de febrero de 2011

YO


YO 

“Mi última palabra fue yo pero me refería al alba luminosa." - Alejandra Pizarnik 



Mi primera palabra fue yo. 

Yo de pie en el charco de tu boca 

esquiando en la cresta de tu lengua, 

chorreándote en la garganta 

como una orgía 

de guitarras desafinadas, 

desclavándote pañuelos de los ojos 

-después de mil años de bestias que se arrastran 

en el reborde de mi sexo escandaloso 

no creo en lágrimas,

no puedo creer en lágrimas-. 



Mi segunda palabra fui yo. 

Yo hamacándome en la suma de tus perturbaciones, 

yo vendiéndome por un plato de comida caliente 

-deberías haber pagado más 

por esta piel construida a la medida de tu sed, 

por el temblor escondido de mis muslos 

y por la llave idiota 

que me olvidé en ese hotelito de cuarta-. 



Mi tercera palabra fui yo, 

y mi cuarta, 

y mi quinta. 

Yo animándome a tanto y a tan poco. 



Mi última palabra fui yo. 

Pero no me refería al alba luminosa. 

Me refería a una mujercita profana 

que se rasgó las medias con tus dientes, 

a un escalafón de la locura, 

a una muerte en suspenso.



Arte: Tom Bagshaw

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario