jueves, 27 de enero de 2011

VACACIONES


VACACIONES



Maleta de piel de pájaro no.

Yo no soy Alejandra.

Ni siquiera maleta:

valija.

Valija polvorienta,

pedestre,

desquiciada.



En invierno

la archivo debajo de mi cama.

Cohabita con pelusas,

cabellos  desahuciados

y algunos papeles sanguinarios

como las gaviotas de Hitchcock.

En verano

la lleno de preguntas

o de premoniciones.



Meter en una valija

mi humanidad cansada

es una empresa ardua.

Sin embargo, lo intento.

Las piernas se resisten

a dejar el reducto imposible  de tu cuerpo.

Los ojos se me escapan.

Sin piernas y sin ojos

(sin corazón, a veces)

corrijo la ruta del deseo,

suspendo el extravío

de las apariciones.

Acomodo tu espectro,

sin violencia,

en un ataúd de arena.



Y espero

que se cumpla el temor

y otro extraño golpee mi puerta.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario