miércoles, 26 de enero de 2011

FUNERAL


FUNERAL 



Fue

cuando el relámpago de lo imposible

me tocó los ojos

y tu cuerpo se agitó

como un largo mantel tendido a la deriva.


Abierto,

para que los pájaros comieran

de tu último latido.

Abierto,

para que el viento de la infancia se oxidara

en sus entretelones. 




Fue

cuando ciertas flores

anticiparon

la primavera en la que venía la muerte.

Entonces miré mis manos


y vi que eran las tuyas.


Tierra en las uñas demasiado crecidas.

Y la certeza

de haber vivido en peligro.





  

Arte: "Funeral Painting (Pallbearers)", Charles Paige
  
Del poemario "Hermano", El Mensú Ediciones, 2011
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario