jueves, 20 de enero de 2011

CADENAS


CADENAS



 El esqueleto del día

 se repliega

 en esta sombra sin bordes.

 La noche proscribe transparencias

 y recose las bocas

 de los animales cantores.



 Yo no duermo.

 Hay ojos que vienen

 desde lejos.

 Se cortan

 como el pan y la leche.

 Se arrastran

 como un jergón de agua.

 Evoco trenes

 que no fueron mi viaje.

 Estaciones

 donde no me esperaron.

 Pude elegir

 y elegí quedarme.



 Las cadenas de flores son inflexibles.

 Pero mi sed

 todavía está viva.





No hay comentarios:

Publicar un comentario