miércoles, 15 de diciembre de 2010

LA PIEDRA EN EL ZAPATO


LA PIEDRA EN EL ZAPATO



Hacía siglos que no pensaba en vos.

A pesar de que tu nombre

está todo el día

dando vueltas en mi cabeza

(el nombre de él,

el nombre del ausente).

Pero hoy desarreglé papeles.

Y apareciste.

En un poema viejo.



Ahora no escribo versos de amor.

Mantengo mi histrionismo a raya.

No puedo darme el lujo de suicidarme

o de volverme loca.

Ahora tengo un hermano muerto

y una madre que llora

acurrucada en la palma de mi mano.



Adiós a los caprichos.



Ahora que perdí a alguien que amaba,

a alguien que realmente amaba

y soy la mujer que empuja

la silla de ruedas.

Me da ternura pensar en lo que fuiste:

una piedra en el zapato

con el escándalo de una pierna amputada.



  
Arte: Vladimir Smathin

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario