domingo, 15 de agosto de 2010

EL LIBRO DE LA RISA Y EL OLVIDO


EL LIBRO DE LA RISA Y EL OLVIDO

“La borró de la fotografía de su vida no porque no la hubiese amado, sino precisamente porque la quiso. La borró junto al amor que sintió por ella”.
Milan Kundera, “El libro de la risa y el olvido”




La que supo ser cáliz

se destrenza las lágrimas,

se arranca la sentencia al desamparo,
 
delimita el ayer

como aquel tiempo

en que se pronunciaban sus caderas

y el aire se enturbiaba

con su secreto olor a barro y secreciones

de ciega enamorada.

La que supo ser llaga

se descose el ridículo vestido

de insomnio y mansedumbre,

renuncia al rol de luna arrepentida,

de herida devastada

en el desgarro de las constelaciones,

se sacude la noche prematura

y no tiembla al batirse

a duelo eterno con sus ferocidades.

La que supo ser fiebre

degüella las palabras amorosas

que remataron su desnudez de hembra

adicta al básico ritual,

al ejercicio carnal de las urgencias,

al fuego cocedor de las alcobas;

instinto, compulsión, obsesión pura,

todo lo gasta con su lengua generosa,

todo lo hunde en mares de saliva.

La que supo ser llanto

se columpia

en la enmienda perfecta del olvido

-ya no lucha contra su certeza,

ni intenta retocar fotografías

que esgrimen el pasado,

ni le da alas a un amor inválido-;

y borra cada trazo de la historia

-tan falsa y tan real, tan lúdica y terrible-

que escribió, sin reservas, con su sangre.




Arte: Daria Palotti 

Poema publicado en el blog "Con voz propia" - Revista literaria


No hay comentarios:

Publicar un comentario