domingo, 1 de agosto de 2010

BALADA DEL PISTOLERO QUE NUNCA LLEGÓ


BALADA DEL PISTOLERO QUE NUNCA LLEGÓ
 


No te acercaste quedamente por mi espalda

disparando rosas,

o amapolas,

o cigarrillos de marihuana,

ni te aventuraste a la torre blanca

de mi cuerpo,

que se fue deteriorando con los años

-las telas de araña aparentan

prosaicas arrugas,

estrías mundanas-.



No recorriste el jardín de mis palabras

arrancando las malas hierbas

-esos vocablos que repito sin cesar

y que sólo significan miedo-.



No fuiste papá,

ni el profesor,

ni el aplauso cansado de mi diminuto auditorio.

No fuiste un papel

herido de muerte,

ni el fantasma antiguo
 
 que se desangró en la avenida.

 
 
Nunca llegaste
 
y no me dejaste nada,
 
ni siquiera un mal poema horadando
 
el terrible silencio. 


 
 

Mención de Honor Poesía “6º Certamen Nacional de Cuento y Poesía JUNINPAIS 2007”, Editorial De Las Tres Lagunas, Junín, Bs. As. (2007)
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario