miércoles, 3 de marzo de 2010

KO KONA HE ROA, MOAI GRABADO

KO KONA HE ROA, MOAI GRABADO  

Granítica,
la piel del ídolo enclavado
en el cerro fragante fue la página en blanco
 que retrató
 el asombro original del artesano.
El navío avistado 
se hizo carne
en la pétrea figura:
tres mástiles de estirpe fascinada,
la luz y su juego de abalorios,
el extranjero errante y la tortuga
         (lo familiar en el paisaje extraño).       


Fotografía: Moai Kona He Roa

Del poemario "Ojos que miran al cielo", Ediciones Amaru, 2007
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario