miércoles, 27 de enero de 2010

RANO RARAKU


RANO RARAKU

“Soy yo también
quien está allí
tres cuartas partes enterrado”.
André Breton

 Yo me he muerto en la isla
y he dejado
mi cadáver de piedra
en la ladera del Rano Raraku.

Vertical como un pájaro en picada,
sepultado hasta el cuello,
mi cadáver resiste la embestida
de los vientos certeros,
de las hordas impunes de turistas,
de los soles desencadenados.

Mi cadáver de infinitas cuencas,
de pupilas vacías,
de nariz triangular y boca hostil,
y orejas gigantescas,
crece como una flor monumental
en la ladera del Rano Raraku.

Yo me he muerto en la isla
y frente al mar
duermo un sueño sin cruces.
Y como de la aurora de Oceanía
y bebo de su ocaso,
y me desposo con el polvo brujo
que acumulan los siglos.

Yo he elegido quedarme
en la ladera del Rano Raraku,
custodiando el secreto, 
circundando las fauces del volcán 
con ademán inmóvil. 
Siendo una más, 
imperturbable, 
entre las altas imágenes.



Arte: "Rano Raraku", José Ignacio Roncal
Del poemario "Ojos que miran al cielo", Ediciones Amaru, 2007  

No hay comentarios:

Publicar un comentario