jueves, 1 de octubre de 2009

PRIMER POEMA DE OCTUBRE



PRIMER POEMA DE OCTUBRE

A mis compañeros de escuela que vuelven, con la luz



Asumo el recuerdo del día que vendrá

y la resaca de los días que perdimos

sin poder acercar nuestras manos.

Asumo el recuerdo de las risas conllevadas

como panes cortados en sueños

-risas que fueron y que vendrán-.

A veces vuelvo los ojos

-mis ojos de gacela enclavada

en el portón de la tarde-

al abecedario perfecto que tuvimos

y ahí está la costura del alba,

la tierna puntada que hilvana

la cabal inocencia-.



Ustedes partieron y me dejaron puesta

la intensidad y la altura,

la fórmula puntual de la memoria.

Yo me puse una casa,

un amor,

una vida,

y este aire de poeta que reniega

de la cintura glacial del almanaque.



Comamos juntos.

Cortemos panes en sueños:

de eso se trata comulgar con la luz.

Y dejemos que el tenedor alegre se detenga

entre la boca y la risa.

La que fue.

La que será.

La que es.



Y lloremos

de tanto volver.







No hay comentarios:

Publicar un comentario