miércoles, 25 de febrero de 2009

DE OLVIDO Y AUSENCIA


DE OLVIDO Y AUSENCIA 



Remo contra el olvido, 

remonto las sombras de mi piel 

hasta la boca que no está, 

hasta la lengua que caracolea 

en la cornisa helada de los dientes, 

hasta la espuma de la rabia antigua. 

Lo que era “siempre” ha abdicado 

y, sin corona, es “nunca”. 

Tengo entre los dedos 

un éxodo a la tormenta, 

una gira secreta 

alrededor de la noche, 

y la noche es mi ombligo y no veo 

más allá de mis ecos 

(me repito como una letanía, 

como un rosario de cuentas cismáticas, 

la procesión de mis ojos se desnuda 

en un laberinto de rosas). 



Remo contra  la ausencia, 

y nada me impide concretar 

mi vocación de naufragio. 

Todas las puertas están sepultadas, 

todas las rondas deshechas. 

Borré el perdón y desaté los pactos. 

Lo único que me quedó de tu mirada 

es una  pluma de ángel y una espera. 

Las esperas se agotan en el tedio 

y los ángeles no existen.



Arte:  "Broken Hearted", Michele Lynch


No hay comentarios:

Publicar un comentario