martes, 10 de febrero de 2009

ASFIXIA


ASFIXIA 


El esparto caliente de tus venas

ciñó mi cuello,

cercenó mi aliento.

Y con la piel azul

como los amplios

cielos de la infancia

(jamás recuperados)

sentí como estallaban

mis pulmones.

Amé cada gota de dolor

que me infligiste.

Amé la muerte

porque venía de tu mano. 


  

Arte: “Esmeralda”, Sarah Dolby

Del poemario "Revelaciones", Ediciones Raíz Alternativa, 2007

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario